martes, 17 de diciembre de 2013

Reseña: El viaje de Cloe


El viaje de Cloe

Reseña


A sabiendas de que uno tenía que levantarse al día siguiente a las cinco de la mañana para meterse en un avión Binter con rumbo a Fuerteventura, y a sabiendas de que acudir a cenar a casa de una pareja de amigos apasionados del buen vino y del queso de cabra de Fuerteventura no podría traer nada bueno para mi cabeza y mi descanso, todo ello, sin embargo, no impidió que me dejase arrastrar, junto con mi mujer, a una tarde-noche de estupenda conversación sobre la hermosa isla de Fuerteventura, sus apreciados quesos, y
Playas de Jandía, Fuerteventura
libros en general. Fue así como, y habiendo ya tenido alguna constancia de su existencia, llegó a una de mis manos -en la otra cargaba una copa de vino- El viaje de Cloe después de que la pareja anfitriona hubiese ubicado sobre la mesa del comedor cuatro o cinco libros de diferente naturaleza para que yo pudiese elegir alguno y llevármelo para casa, o a Fuerteventura. No es que la novia de mi amigo tuviese mal criterio literario, ni mucho menos, más bien todo lo contrario, pero es que me apetecía leer algo relacionado con la ciencia, que no fuera una novela, y que además pudiese yo llegar a entenderlo. Y El viaje de Cloe, de la cosecha de mi amigo, respondía muy bien a lo que demandaba.

El viaje de Cloe
Un libro con un título tan bonito, y un subtítulo aún más esperanzador, con una portada llamativa, y con una extensión de páginas muy razonable, no podía defraudar. Y así fue. Reconozco que sin ser de ciencias físicas o exactas, aunque sí sociales, pero enganchado a todo tipo de documentales y programas de radio especializados en ciencia, o que al menos la tocan de pasada, me ayudó a comprender con cierta soltura muchas de las ideas, conceptos y explicaciones que proporcionaba el libro. No obstante, la lectura requería de cierta concentración para que aquella no se extraviase en un universo de electrones, protones y neutrinos.

Mavis
El viaje de Cloe es como un tobogán, un hermoso tobogán, eso sí, donde la lectura a veces se hace muy amena y los conceptos, que van brotando como champiñones, se van digiriendo correctamente, y otras hay que recular y releer el párrafo un par de veces para seguir a esa simpática partícula llamada Cloe, y que a mi albedrío decidí ponerle la graciosa cara de Mavis (de la película animada Hotel Transylvania). Sea como fuere, pues no deja de ser una opinión, es decir, la opinión de alguien no muy avezado en ciencias, lo cierto es que el libro es muy recomendable, y si algún padre desea que su prole se inicie en el apasionante mundo de las estrellas y de la mecánica cuántica, El viaje de Cloe puede ser un buen comienzo. Eso sí, hay que estar muy bien concentradito en la lectura para que surta efecto. La comparación con la serie de dibujos Érase una vez la vida, aunque siempre odiosas, es inevitable.


Carlos Benítez


Descárgate la reseña en pdf: el guelde en la cazuela

Tal vez te interese ver el siguiente vídeo relacionado:





Vensicrees tapa blanda
Vensicrees ebook

2 comentarios:

  1. Creo recordar que fue precisamente por esta entrevista en La 2 a Javier Tejada, que hace unos años reparé en la existencia de este libro.
    Me resultó fascinante la idea central del libro, que nos convertía a los habitantes de este planeta en objeto de estudio de un ser extraño y lejano. ¿Cómo nos vería desde fuera?, ¿nos juzgaría?, ¿interactuaría con nosotros de alguna manera?... Me vinieron a la mente muchas cuestiones similares a estas y pensé que, tal vez, el libro sería una buena herramienta de reflexión y crítica constructiva sobre nosotros mismos, sobre nuestra sociedad y nuestro comportamiento. Así que finalmente me decidí a leer el libro.
    La obra es diferente de lo que había pensado, de las ideas que preconcebí al ver la entrevista en TV. No es que no cumpliese mis expectativas, es un buen libro y, evidentemente, si la protagonista (una partícula atómica llamada Cloe) entra en contacto con nosotros, no creo que sea manteniendo una conversación, ha de ser un contacto diferente. Es sólo que mis planteamientos iniciales habían sido equivocados.
    Por otro lado, es fascinante el tipo de contacto que proponen los autores y evidentemente el más lógico, sí, me pareció absolutamente creíble y fascinante al mismo tiempo que podamos tener contacto con una partícula que venga de tan lejos, es una manera de ponernos en relación con el Universo que nos rodea y del que formamos parte. Es muy divertido ver las cosas de nosotros que llaman la atención de Cloe y como acaba fascinada.
    Pero el libro no es un cuento. La única crítica "negativa" que le puedo realizar es que la terminología que utiliza es en ocasiones un poco compleja para aquellas personas que no tenemos algún tipo de formación en física, química y biología. Fue divertido recordar conceptos que no había escuchado desde los años de BUP y COU.
    Creo que es un libro con el que disfrutarán muchísimo aquellas personas con ciertas inquietudes en estas materias.
    Por último, con respecto a la entrevista, me llamó la atención que ambos autores tuviesen exactamente el mismo sueño, a pesar de conocerse desde hace tantos años y tener inquietudes similares.
    Una obra recomendable, diferente, interesante.

    -Miguel Aldai

    ResponderEliminar